Ahorrar o morir en el intento

No hay nada como crear un hábito tan saludable como el ahorro. Ahorrar es algo básico que toda persona debe aprender, con sólo guardar un pequeño porcentaje de nuestros ingresos mensuales, tendremos a nuestra futura disposición el valor de nuestro empeño.

Me inicie en el ahorro a los 21 años cuando me fui de Erasmus a Alemania y pase de ser una persona con un agujero en la mano a alguien que empezaba a fijarse en los gastos. Fui poco a poco, ahorrando un mínimo porcentaje de lo que me sobraba a final de mes, sin ningún tipo de plan u objetivo.

Iba mejorando y acabé poniéndome un 10% fijo a guardar a principio de mes con el objetivo de ir consiguiendo dinero para mi primera cuenta de trading real. No hay nada como marcarse una serie de objetivos para alcanzar el ansiado objetivo del ahorro mensual.

Leí «padre rico, padre pobre» y «el hombre más rico de Babilonia» y ambos hacían hincapié en el ahorro como método clave para la independencia financiera. Para generar ingresos pasivos debemos tener activos que trabajen por nosotros.

Hay que ponerse unos objetivos creíbles. El mío fue mi primera cuenta de trading, pero el tuyo puede ser desde un máster o un viaje hasta un capricho. Aunque no haya ningún objetivo en mente siempre es bueno ahorrar igualmente por seguridad y por sentido común.

Pongamos un ejemplo. Nuestro objetivo es la libertad financiera y nos hemos propuesto ahorrar un porcentaje mensual fijo. La manera de revalorizar el dinero será metiendo todos los meses el dinero ahorrado en un fondo de inversión con vistas al muy largo plazo (nuestra jubilación) y así utilizaremos el interés compuesto en nuestro beneficio. Hagamos un poco de números:

  • Ingresos mensuales: 1500 € –> Total a ahorrar cada mes: 150 € (10%)
  • Fondo de inversión: 6% de rentabilidad media anualizada
  • Plazo a invertir: 40 años sin retirar los beneficios (interés compuesto)
  • Inflación: 0.3%

Al llegar a nuestra jubilación y retirar el dinero del fondo vemos que:

  1. Hemos conseguido ahorrar un total de 76.376 € aplicando la inflación
  2. Hemos generado 209.770 € en intereses (rendimiento)
  3. Montante final ahorrado = 286.145 €

A la hora de retirar los fondos habría que restarle un 23% de impuestos sobre los beneficios (48. 247 €) y un 1% aproximado de comisión sobre el fondo (∼3000 €).

La suma neta final que iría a nuestro bolsillo serían 234.898 €

Nada mal eh. Como podemos ver, con un objetivo claro y unas pautas sencillas, pero constantes, podemos conseguir grandes cosas. Cuanto antes empecemos a ahorrar mejor, da igual que sean 40 que 20 años, lo más importante es empezar a actuar ya.

Otro ejemplo rápido con otra coyuntura económica:

  • Ingresos mensuales: 2000 € –> Total a ahorrar cada mes: 300 € (15%)
  • Fondo de inversión: 8 %
  • Tiempo: 30 años
  • Inflación: 1%

Resultados:

  1. Total ahorrado: 125.222 €
  2. Intereses generados: 278.756 €
  3. Montante total: 403.977 €

Montante total neto restando impuestos (92.914 €) y comisiones (4000 €) = 307.062 €

En esta página web podréis hacer vuestros propios ejemplos adecuando los números a vuestra situación particular y objetivos personales.


Un breve resumen básico y consejos express:

  • Objetivos claros y alcanzables
  • Ingresar el % fijo mensual a ahorrar a principios de mes en una cuenta/fondo
  • Constancia
  • Desarrollar nuestro autocontrol
  • Rentabilizar los ahorros
  • Organizar los gastos (ver en que gastas más y cómo reducirlo)
  • Anota tus gastos (mirar abajo)
  • Ahorrar cada mes un poco más si se puede
  • Intentar no endeudarse
  • Haz un listado con lo necesario
  • Emplear pequeños trucos para el ahorro casero como desenchufar los aparatos electrónicos o utilizar una bici como medio de transporte

Truco

Recomiendo encarecidamente descargar Mi presupuesto. Antes de poder instalar este programa debemos tener Adobe Air instalado. Se trata de una aplicación muy sencilla y de fácil manejo, pero con un potencial enorme.

Mi presupuesto

El método de utilización es el siguiente:

  1. Debemos definir lo primero nuestro objetivo
  2. Luego en gestión de cuentas apuntar todos nuestros activos/cuentas/dinero que tenemos a nuestra disposición.
  3. Marcar nuestros ingresos y gastos mensuales en presupuesto.

Una vez que hemos hecho estos tres pasos, el propio programa nos generará todos los datos importantes sobre nuestro ahorro en posición global y nos dará consejos si nos desviamos de nuestro objetivo.

Este programa es una maravilla, no sólo para el ahorro, sino también para llevar un registro de nuestros gastos.

Nuestra fuerza de voluntad sumada al deseo de conseguir nuestro objetivo final será la clave del éxito. Si a esto le sumamos la ayuda de «Mi presupuesto» tenemos un cocktel perfecto para triunfar. Mucha suerte y fuerza en este duro, pero gratificante camino futuros ahorradores.