Análisis fundamental

Existen dos tipos de análisis:

  1. Análisis fundamental
  2. Análisis técnico

Del segundo ya hablamos aquí, así que hoy nos centraremos en el primero.

El análisis fundamental es una metodología de análisis bursátil, pretende determinar el auténtico valor del título o acción, llamado valor fundamental. Este valor se usa como estimación de su valor como utilidad comercial, que a su vez se supone es un indicador del rendimiento futuro que se espera del título.

Este tipo de análisis fue introducido por Benjamin Graham y David Dodd, en 1934 en Security Analysis, aunque los dos libros más famosos son el inversor inteligente de Graham y el método de Warren Buffet.

La hipótesis fundamental asume que cuando el precio de mercado es inferior al valor esencial o fundamental, la acción o título está infravalorada y, por tanto, su precio debe elevarse en el futuro cuando el mercado se ajuste.

Por tanto, un analista fundamental debería ser capaz de calcular el valor esencial del título o acción, y cuál es el precio actual. Así el problema principal es la tarea de estimar cuál debería ser el valor intrínseco del título o acción, y en consecuencia lo que el mercado “debería” hacer. Otro problema mayor es predecir cuándo se van a producir los movimientos predichos, eso se lo dejamos mejor al análisis técnico, el análisis fundamental se aplica a inversiones a largo plazo, esperando que el mercado refleje el valor esperado.

El análisis fundamental está bien fundado teóricamente, sin embargo la estadística no ha mostrado que sea mejor que el análisis técnico a la hora de predecir el precio futuro de las acciones, dicho y estudiado por Burton G. Malkiel y Benjamin Graham nada menos. Ante esta tesitura, lo mejor es considerar al análisis fundamental clave para el largo plazo y al análisis técnico para analizar las fluctuaciones del mercado en timeframes menores. Lo ideal sería que ambos fuesen de la mano, ya que aumentan enormemente nuestras posibilidades de éxito.

Vamos a pasar a la práctica. Si el análisis fundamental se basa en que la cotización de una acción depende de la evolución futura de los resultados de la empresa y cómo afectará esto a sus competidores, debemos estimar cuál es el comportamiento futuro de estos resultados.

Para realizar esta estimación, hay que analizar:

  • La trayectoria de la empresa.
  • El comportamiento de los competidores 
  • La situación económica y política del país, en la medida en que pueda afectar a los resultados de la empresa.
  • La situación de otros países que sean mercados importantes para la empresa.

En este análisis hay que realizar un estudio en profundidad del balance y de la cuenta de resultados:

El balance nos dirá:

  • Si la empresa está suficientemente capitalizada. 
  • Su nivel de endeudamiento.
  • Si su liquidez es buena y puede atender sus pagos.
  • Gestión de sus existencias, plazo de pago de los clientes, si la empresa es puntual o se retrasa en el pago a sus proveedores, etc.

La cuenta de resultados nos informará sobre:

  • Cómo evolucionan las ventas (cuota de mercado)
  • Cómo evolucionan los gastos (eficiencia)
  • Estructura de la cuenta de resultados ¿dónde gana dinero la empresa?
  • Beneficios: ¿cómo evolucionan?, ¿cuál es la rentabilidad que obtiene la empresa?

En el estudio de estos aspectos, se utilizan ratios o indicadores financieros:

Hay que remarcar que cada sector económico tiene sus propias particularidades, por lo que estos valores «ideales» varían significativamente de un sector a otro. Lo relevante no es, por tanto, comparar los ratios de la empresa con unos valores ideales, sino analizar la evolución histórica que vienen presentando, así como compararlos con los ratios medios de la competencia. Estos son los ratios más importantes para hacer un buen análisis:

  1. Ratios bursátiles
  2. Ratios fundamentales

Ratios bursátiles y sus fórmulas:

  • Beneficio por acción (BPA) = beneficio de la empresa / nº de acciones
  • Yield = dividendos por acción / cotización de la acción
  • PER = cotización de la acción / BPA
  • Precio/valor contable (PVC) = cotización de la acción / su valor contable

Ratios fundamentales y sus fórmulas:

  • Solvencia = fondos propios / total pasivo
  • Endeudamiento = endeudamiento bancario / total pasivo
  • Liquidez = activo circulante / pasivo circulante
  • Rotación de mercaderías = coste ventas / existencias medias
  • Plazo de cobro = (saldo medio clientes / cifra de ventas) *365
  • Plazo de pago = (saldo medio de proveedores / compras del año) *365
  • Crecimiento ventas en relación a anteriores ventas
  • Cuota de mercado = ventas empresa / ventas del sector
  • Composición de las ventas por productos
  • Margen bruto / ventas
  • Eficiencia = gastos por explotación /margen bruto
  • Carga financiera / margen de explotación
  • BAI / ventas
  • Evolución de los beneficios
  • ROA = beneficios / activos medios
  • ROE = beneficios / fondos propios medios

¿Qué información se utiliza en este análisis?

  • Información anual que está obligada a presentar las empresas: auditoría de sus cuentas que incluyen los balances y las cuentas de resultados del ejercicio.
  • Información trimestral que toda empresa que cotiza tiene que presentar ante las autoridades bursátiles (CNMV en España, está disponible en internet)
  • Noticias en prensa de la empresa, de la competencia, del sector, de la situación económica general.
  • Hechos significativos como ampliaciones de capital, renovación del equipo directivo, cambio en la estructura accionarial, nuevos contratos firmados, lanzamiento de nuevos productos… y que la empresa está obligada a comunicar a las autoridades bursátiles.

Toda esta información a veces está manipulada y sesgada por las propias empresas, hay que tener muy en cuenta eso, como el caso Gowex hace menos de un año.

Como en todo, para acabar haciendo buenos análisis se necesita práctica y trabajo, los mejores para aprender de ellos son Malkiel, Graham y Buffet, no dudes en leer todo lo que puedas sobre ellos si quieres ahondar en la operativa fundamental.

No dudes en leer el artículo sobre el value investing, la rama más famosa del análisis fundamental.