Gaps

Los gaps son huecos en la cotización en los que no se han podido cruzar órdenes y se ven claramente en el gráfico como un salto en los precios. Los gaps representan fortaleza en la dirección del movimiento.

Generalmente los gaps se producen en las aperturas o en momentos de mucha volatilidad, por ejemplo cuando hay noticias.

Existen cuatro tipos de gaps:

  1. Comunes
  2. Salida
  3. Continuación
  4. Agotamiento

Los primeros son gaps irrelevantes, en zonas de precio sin importancia. Se tapan todos.

Los siguientes tres se ven claramente en este gráfico que he preparado

Gaps2

Los gaps de salida son la explosión y confirman el inicio de una tendencia, no se cierran e implican mucha fortaleza.

Los gaps de continuación prolongan la tendencia.

Y, por último, están los gaps de agotamiento que son los últimos estertores del movimiento. Al cerrarse implica un cambio en el sentido del mercado y la tendencia contraria adquiere momentum.

En el recuadro vemos las posibilidades del precio ante un gap:

  • Explosión, el gap no se cierra y el movimiento se inicia con un fuerte impulso.
  • Testeo, el gap es testeado, que no cerrado, por una mecha y el movimiento se inicia aunque con menos impulso. Se pierde momentum.
  • El gap es cerrado y se inicia un fuerte movimiento contrario dejando a muchos operadores atrapados.

Existen múltiples tácticas acerca de los gaps, desde trazar un fibo al gap de apertura hasta operar siempre todos los cierres. Yo no me complicaría tanto la vida, hay que entender los gaps como dinero inteligente, intencionalidad. Los utilizo como niveles horizontales de relevancia, si a eso le sumamos la detección temprana del tipo de gap, ya podemos operarlo de acuerdo al mercado y a sus movimientos.